« Porque puedo... | Main

Creer o no Creer...

Un hombre primitivo en la sabana

Ve algo moverse por el rabillo del ojo.

Asume que es una hiena.

Huye y vive.

Si asume que es el viento y se equivoca, muere.

Tenemos los genes de aquellos que corrieron.

Estamos genéticamente obligados a creer en fuerzas de la naturaleza que no podemos ver.