« Internet es un lio | Main | Caooooosssss »

Carpe diem

TODOS MORIMOS. Nunca oirás esas palabras en un anuncio de televisión (...) «La vida es demasiado corta», decimos. Y lo es. Demasiado corta para politiqueos en la oficina, para hacer trabajos aburridos, para papeleos interminables, para estar saltando por el aro y para ir por ahí salvando nuestro culo. Para tratar de complacer, no ofender, para estar continuamente tratando de alcanzar una cierta definición de «éxito» que está en constante retroceso (...) La vida es demasiado corta porque morimos.

 The Cluetrain Manifiesto

Oh de verdad pensabas que: ¿vivirias para siempre? Levantate de la jodida silla, mirate en el espejo. Cuando dentro de 50 años hagas una valoración de tu vida en que pensaras. Las putas colas del supermercado, el primer beso, la mierda de las esperas en el medico, la primera vez que mojaste el churro, tu primera entrevista, tus... ¿hijos?, tu hipoteca, tu aburrido trabajo, los problemas de la prostata, el proctólogo metiendote el dedo por el culo. De verdad crees te has merecido tu vida, eres una mierda, una mierda como todos. Puedes elegir tu vida, tu trabajo, tus amigos, un televisor grande que te cagas, un coche, tus amigos, ropa deportiva, maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de tejidos. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engrendrado para remplazarte.

El problema siempre fue la elección, mezcla a partes iguales en peso oxido ferroso y aluminio, y tendrás termita. Con un poco de magnesio se enciende. El problema de la termita es que necesita alcanzar una temperatura alta para encenderse, pero eso lo solucionas con el magnesio. Como digo, magnesio, y tienes 3000º. Sabes lo que puedes hacer con 3000º, ¿no?, el acero funde a 1500, aunque depende de su aleación. Imagina el capo de un coche con termita encima, normalmente puedes ver la acera a través del capo cuando termina. Ahora imaginala en el maletero. Sabes, los coches suelen llevar el deposito debajo del maletero, es un hueco vacío, un buen sitio, y sobre todo, si por lo que fuera se incendiara no prendería a los pasajeros primero. Lo mejor de la gasolina es que la gasolina en si no arde, no, cuando ves arder un charco de gasolina lo que arde son sus vapores. Lo peligroso son los vapores, imagina ahora un sitio cerrado lleno de gasolina, lleno de vapores, de vapores de gasolina. Imagina un deposito.

Destruye algo bello. Quiero destruir algo bello.

Lo sé por que Raziel lo sabe...